jueves, 24 de octubre de 2013


Carta al señor Titiritero:

Hola hijo, realmente con simples saludos o ruegos en Ask y Twitter no voy a lograr alcanzar mi objetivo de intentar animarte, así que intentaré decirte algunas palabras. De madre a hijo, no, mejor aun, entre amigos.

Sé que lo pasas mal estos días, y que no soy quién para decirte que valores más lo que es tu vida y lo que la rodea, pero piensa un poco en lo que el destino quiere decirte. Sobreviviste a un accidente terrible, sobreviviste a diversos intentos de quitarte la vida, has sobrevivido más de dieciocho años a pesar de lo mal que lo has podido pasar. Eso solo puede significar que el destino aun guarda algo para ti, sería una pena irse antes de haberlo descubierto, ¿No?

La verdad, en pocos meses realmente te has vuelto muy importante para mí. Eres, más que un hijo, eres mi hermano mayor, hablamos de lo malo que nos pasa y a veces reímos juntos. Eres una persona admirable que lo está pasando mal, pero no es tu culpa, hijo. Cada cosa que te ha ocurrido es una enseñanza, una lección. Lo que te ha ocurrido es parte de lo que eres. Si no te hubiese pasado alguna cosa, tal vez ahora no serías tan genial y tan buena persona, solo piénsalo.

Hemos compartido secretos, hemos compartido lágrimas y risas, hemos compartido una amistad. Una amistad que realmente me dolería perder. Sé que aunque lo diga no va a cambiar nada, o al menos no cambiará demasiado, pero realmente quiero que sigas luchando, que superes todos tus complejos y todo lo malo que te plantean. Eres muy fuerte, así que ¡LUCHA! Sé que eres capaz, lo intuyo y  me fío de ello.

Recuerda que aunque estemos muy lejos uno del otro, sigo siendo tu amiga, tu hermana, tu madre, pero sobretodo lo primero, soy TU AMIGA. Y sabes que puedes confiar en mí para lo que sea. Tal vez esté lejos, pero una parte de nosotros siempre está con la gente a la que aprecia, recuerda esto, Sr. Cuerdas: Cuando te sientas solo o creas que no tienes a nadie, pon una mano en tu corazón y piensa que, de un modo u otro, ese corazón late por gente como yo que te apoya día a día, incondicionalmente.

Te quiero mucho Titiritero, en serio, sé fuerte. No te rindas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario