martes, 16 de julio de 2013


Me hundo...
¿Dónde están todos?
Me duele...
No siento mis manos...
Hace frío...
Mi voz no sale de mi garganta...
Ayuda, os lo ruego.
Necesito ayuda.
Que alguien me salve.
No soy capaz de respirar.
    Ya no me quedan lágrimas...
Salvadme, por favor...

Cuando alguien me encuentre... Será muy tarde.
Siempre esperaré por alguien.
En el fondo de mi oscuridad, esperaré...