domingo, 10 de febrero de 2013


Sola en un mar de gente.

¿Conocéis esa sensación de estar sola? Bueno, no es que me sienta sola exactamente, es que siento que, a pesar de tener a gente y tal, yo ya no soy necesaria.

Hago las cosas por hacer, le "sigo el rollo" a las cosas. Sí, me importa lo que hago, no lo sobreentendáis, pero siento como si no lo hiciese yo, sino una tercera persona.

Siento como si todo lo que hago no sirviese para nada. ¿Qué animo a alguien? Seguro que mis palabras no le importan. ¿Qué hago un regalo? Seguro que mañana lo tira o se lo da a alguien más. ¿Qué doy muestras de cariño? No llenan lo suficiente a quien se lo doy. Así me siento.

Lo peor de todo es que sé que no es así, sé que importo mucho a la gente y la gente me aprecia y tal. Pero no puedo evitarlo, me pasa una única vez y ya me emparanoio para todas las demás.

Soy una persona sensible. No entiendo las bromas y me las tomo en serio, no entiendo los segundos sentidos ni los sarcasmos o ironías. 140 caracteres pueden hacerme el mismo daño que un insulto a la cara. Lloro por nada y me decaigo por nada. Dirás: "Es la adolescencia, no te preocupes". Adolescencia los cojones. Soy así desde siempre.

Lo peor de todo es que ese daño siempre me lo guardo, podré estar llorando a mares tras esta pantalla, pero siempre diré a los demás: "Sí, estoy perfectamente". Soy idiota. Lo mejor de todo es que todas esas sensaciones acumuladas han hecho que me salga un bulto detrás de la oreja. Va en serio, solo me sale cuando estoy con rabia acumulada o pena. Me pasará como a Homer Simpson... Pero sin volverme verde. 



Además, soy la típica persona que antepone a los demás, es decir, aunque yo esté por los suelos, destrozada y a punto de tirarme por la ventana; si algún amigo mío está mínimamente mal, me lo tragaré todo por animarle.

Ser tan estúpida me ha llevado a que ya nadie dependa de mí, opino que si yo desapareciese, nadie se preocuparía, es más, algunos hasta lo celebrarían: "¡Mira!¡La retrasada esa por fin se ha ido!". Supongo que no es así, que le importaré a alguien, pero vamos, así me siento, como una estúpida.

Bueno, no os aburro más con mis idioteces, cuando tenga más ganas de escribir, ya lo haré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario