sábado, 23 de febrero de 2013


Jamás dejaré de imaginar.

Supongo que a mi edad de 15 años, muchos pensaréis que ya soy demasiado mayor para pensar en hadas y esas cosas, pero, ¿Qué más da? La imaginación es uno de los mayores tesoros de la humanidad. Sin ella, muchas de las cosas que ahora tenemos no existirían, ya que surgieron a raíz de que una persona imaginara que era posible.

De pequeña siempre creía en un mundo distinto, en un mundo de magia, hadas, sirenas, cosas paranormales, de hecho, ¡Sigo creyendo! Me da igual la edad. Realmente opino que la magia existe, tal vez no en nuestro mundo, pero sí en una realidad paralela, incluso puede que sí sea en la nuestra y solo esté escondida, ¿Quién sabe? Lo importante es soñar.

Cuando hablo de estas cosas, realmente se me acelera el corazón, solo pensar que hay algo más detrás de esta podrida sociedad, solo pensar que tal vez haya una verdad que aun no conocemos... Simplemente me emociono.

Debo confesar que desde pequeña escribo un "Diario mágico". Un libro en el que registro aquellas cosas que la realidad de mi mente inventa, desde multitud de seres mágicos hasta formas de hacer luchar mágicas. ¿Quién pone el límite a imaginar? Nadie, solo nuestras propias cadenas.

No me veáis como a una infantil, por favor. Os invito a mirar el mundo de una forma distinta. Abandonad ese cerebro cuadrado que os inculcan desde que tenéis memoria. Venid a mi lado de la realidad. Realmente es el mismo mundo que el vuestro, solo que con una pincelada de color.

La imaginación está ligada a la inocencia, los niños imaginan porque no saben nada del mundo ni de sus limitaciones. Los adultos han estudiado física, química, astronomía, biología... Creen saberlo todo. Pero no saben nada. Creemos saberlo todo, y no sabemos siquiera cosas como lo que hay tras la muerte, lo que hay en el fondo más fondo de los océanos, lo que algunos bosques ocultan. No sabemos ni la mitad de cosas de este universo. Tal vez no sea en nuestro mundo, pero...

¿Quién te ha dicho que no puede haber magia en otra parte del universo?

Los católicos creen en Dios, un ser etéreo al que tampoco han visto jamás.
Los griegos también creían en múltiples Dioses.
Y los judíos.
Y los romanos.
Incluso los prehistóricos inventaban una deidad a las cosas inexplicables...

Entonces...

¿Porqué yo no puedo tener mi propia creencia?

Imagina, amigo mío o amiga mía. Tienes una mente increíble, que solo poseen los humanos dentro de este planeta. Aprovecha sus dones. Jamás te abandones al gris mundo de los adultos.

Porque la gente como yo, somos los únicos que comprendemos el mundo oculto.
El mundo de la magia.



La entrada ha sonado muy paranoica y de secta, pero bien, estaba inspirada :'D

jueves, 21 de febrero de 2013


¿Sigo siendo necesaria?

No, claro que no. ¿Quién me necesita? Nadie.
Soy de esas personas que parecen que estarán ahí por siempre, pero no. Soy prescindible, estoy ahí cuando se me necesita, apoyaré a la otra persona durante el tiempo que ella quiera, pero una vez ya esté bien, ya sea feliz, sobraré.
Me duele, ver como la gente a la que quiero se aleja poco a poco, a más felicidad, más me abandonan. Me quedaré sola, pero todos serán felices, lo he aceptado, ese es mi destino y no puedo cambiarlo.
Duele, lo sé, claro que duele, maldita sea. Lloro muchos días por culpa de esto, pero no puedo cambiarlo, soy solo la tirita de la gente, ya está. Hace un tiempo escribí esto:

Te acuerdas cuando te caías de pequeño, ¿No? Siempre nos hacíamos heridas, y nuestros padres se dejaban el dinero en tiritas.
Ahí quiero centrarme, las tiritas, las personas como yo (ingenuas, románticas, amistosas) somos tiritas.
Cuando al otro le duele una herida que le ha hecho otra persona, usa a otra como tirita, una protección que asegura que no le pase nada a la herida, y que se cure con tranquilidad.
Pero, seguro que te acuerdas lo que pasaba después. Cuando la herida se curaba, te quitas la tirita y la tiras a la basura.
Así somos nosotros, cuando a la otra persona se le ha curado la herida, dejan de querernos, y nos tiran a la basura de los corazones rotos.
Así me siento yo ahora, no sé que nos está pasando, antes me contestabas siempre a los sms, las llamadas... Pero ahora incluso te vas del messenger sin dejarme despedirme.
Ahora veo como la barrera entre tu y yo crece, antes solo era física, ahora estas lejos en todos los sentidos...
¿Te estás alejando de verdad, o es solo mi imaginación?
¿Volverás...?
Supongo que, como ya me ha pasado otras veces, te irás, sin dejarme despedirme.



¿Aún soy tu tirita?
¿Sigo sirviendo?
¿Acaso ya te has curado, y todas esas palabras de eternidad se han ido?
Supongo que sí, que ya no sirvo.
Sí, soy prescindible.
Pero te diré una cosa: No te preocupes.
Estaré bien, ya me he hecho el ánimo de que solo sirvo para un tiempo y ya está. Lloraré para desahogarme, como hago con todo, lloraré sola en la oscuridad y luego sonreiré al mundo.
Tu continúa sin mi, sé feliz sin acordarte de aquella tirita que tiraste a la basura.

Aunque duele... Yo soy feliz ayudando por un tiempo...

domingo, 10 de febrero de 2013


Sola en un mar de gente.

¿Conocéis esa sensación de estar sola? Bueno, no es que me sienta sola exactamente, es que siento que, a pesar de tener a gente y tal, yo ya no soy necesaria.

Hago las cosas por hacer, le "sigo el rollo" a las cosas. Sí, me importa lo que hago, no lo sobreentendáis, pero siento como si no lo hiciese yo, sino una tercera persona.

Siento como si todo lo que hago no sirviese para nada. ¿Qué animo a alguien? Seguro que mis palabras no le importan. ¿Qué hago un regalo? Seguro que mañana lo tira o se lo da a alguien más. ¿Qué doy muestras de cariño? No llenan lo suficiente a quien se lo doy. Así me siento.

Lo peor de todo es que sé que no es así, sé que importo mucho a la gente y la gente me aprecia y tal. Pero no puedo evitarlo, me pasa una única vez y ya me emparanoio para todas las demás.

Soy una persona sensible. No entiendo las bromas y me las tomo en serio, no entiendo los segundos sentidos ni los sarcasmos o ironías. 140 caracteres pueden hacerme el mismo daño que un insulto a la cara. Lloro por nada y me decaigo por nada. Dirás: "Es la adolescencia, no te preocupes". Adolescencia los cojones. Soy así desde siempre.

Lo peor de todo es que ese daño siempre me lo guardo, podré estar llorando a mares tras esta pantalla, pero siempre diré a los demás: "Sí, estoy perfectamente". Soy idiota. Lo mejor de todo es que todas esas sensaciones acumuladas han hecho que me salga un bulto detrás de la oreja. Va en serio, solo me sale cuando estoy con rabia acumulada o pena. Me pasará como a Homer Simpson... Pero sin volverme verde. 



Además, soy la típica persona que antepone a los demás, es decir, aunque yo esté por los suelos, destrozada y a punto de tirarme por la ventana; si algún amigo mío está mínimamente mal, me lo tragaré todo por animarle.

Ser tan estúpida me ha llevado a que ya nadie dependa de mí, opino que si yo desapareciese, nadie se preocuparía, es más, algunos hasta lo celebrarían: "¡Mira!¡La retrasada esa por fin se ha ido!". Supongo que no es así, que le importaré a alguien, pero vamos, así me siento, como una estúpida.

Bueno, no os aburro más con mis idioteces, cuando tenga más ganas de escribir, ya lo haré.

viernes, 8 de febrero de 2013

Introducción.


Hola, gente de la red. Mi nombre es SilverMoon (Bueno, no es mi nombre, pero llamadme así.)
Como algunos ya sabréis, tengo un total de 3 Blogs destinados a la creación de relatos. Pero necesitaba un pequeño lugar de escape para escribir de como me siento en ciertos días. Ya tuve un  Blog así en otra web que no era Blogger, pero no ofrecía apenas plantillas y me aburrió su monotonía.
Este nuevo Blog solo será eso: Pensamientos. Si no te gusta leer esas cosas de como se aburre la gente, puedes irte, paso de peleas.
No es mi intención aburrir a nadie, en serio. Solo me estoy expresando acerca de como me siento. No estás obligado a leerlo, ni mucho menos. Así que no critiques esto, por favor.

¿Quién soy?
Bueno, no hay nada que contar, la verdad, soy una niña de solo 15 años que no sabe que hacer con su tiempo y lo dedica a estudiar, internet, estudiar, comer, estudiar y dormir. Así de aburrida soy.
Mi vida no es tan mala, no me quejo de ella. Tengo unos compañeros de clase que rozan la subnormalidad, tengo algunos enemigos por la red ejemPEPAejem que también la rozan. Pero además de eso, nada más. Tengo un novio genial, unos amigos geniales y una familia... Pasable. 
Sin embargo, ¿Porqué me siento tan extraña por dentro? Ese es el destino de este Blog: Aislarme en un mar de gente y poder aclarar mi mente y mi alma.

Como ya he dicho, no estás obligado u obligada a leer. Así que si te aburren estas cosas, apaga y vete, pero no critiques anda.

Y pensarás: ¡Cuéntale esto a tu diario íntimo y déjanos en paz!
Bueno, aclararé que diario ya tengo y ahí trato temas que obviamente no voy a decir aquí. Si lo pongo aquí es porque busco opiniones, pensamientos de más gente, etc.

¡Animaos! ¡No muerdo!