martes, 5 de noviembre de 2013



¿Y hasta cuándo todo esto? Realmente no sé exactamente lo que me ocurre. Una presión invisible, un sentimiento de mareo y de agobio constante. Perder las ganas de levantarse por las mañanas, perder las ganas de sonreír, de caminar, incluso de llorar.
No poder hacer nada al respecto, porque sabes que nada va a cambiar aunque lo intentes. Luchas, luchas, luchas, siempre luchas, y cada vez que logras llegar a tu meta, algún error cae para que tú caigas con él. No hay motivación, no hay ganas. Simplemente, no hay nada.
No conozco el camino que he seguido hasta llegar a este punto, lo único que sé es que ahora me levanto por las mañanas, miro a mi alrededor, y solo veo cosas que odio y que quiero cambiar, pero, ¿Cómo?
Una familia dividida, unas amistades fuera de mis murallas, un pasado agonizante, la gente que ha llegado a mi corazón le está haciendo daño, no veo nada claro, me caigo, me mareo. Quiero salir, quiero cambiarlo todo.
Una sensación de vacío... Es todo lo que me queda. Vivir cada día como si no pasara. Rutina, simplemente repito mis actos cada día. Olvido el "vivir" para pasar a simplemente "estar ahí".
Lo peor es... Que nadie se da cuenta, no me he dado cuenta ni yo hasta ahora, que no me queda nada por lo que levantarme por las mañanas...
Pero... ¿Qué remedio?

jueves, 24 de octubre de 2013


Carta al señor Titiritero:

Hola hijo, realmente con simples saludos o ruegos en Ask y Twitter no voy a lograr alcanzar mi objetivo de intentar animarte, así que intentaré decirte algunas palabras. De madre a hijo, no, mejor aun, entre amigos.

Sé que lo pasas mal estos días, y que no soy quién para decirte que valores más lo que es tu vida y lo que la rodea, pero piensa un poco en lo que el destino quiere decirte. Sobreviviste a un accidente terrible, sobreviviste a diversos intentos de quitarte la vida, has sobrevivido más de dieciocho años a pesar de lo mal que lo has podido pasar. Eso solo puede significar que el destino aun guarda algo para ti, sería una pena irse antes de haberlo descubierto, ¿No?

La verdad, en pocos meses realmente te has vuelto muy importante para mí. Eres, más que un hijo, eres mi hermano mayor, hablamos de lo malo que nos pasa y a veces reímos juntos. Eres una persona admirable que lo está pasando mal, pero no es tu culpa, hijo. Cada cosa que te ha ocurrido es una enseñanza, una lección. Lo que te ha ocurrido es parte de lo que eres. Si no te hubiese pasado alguna cosa, tal vez ahora no serías tan genial y tan buena persona, solo piénsalo.

Hemos compartido secretos, hemos compartido lágrimas y risas, hemos compartido una amistad. Una amistad que realmente me dolería perder. Sé que aunque lo diga no va a cambiar nada, o al menos no cambiará demasiado, pero realmente quiero que sigas luchando, que superes todos tus complejos y todo lo malo que te plantean. Eres muy fuerte, así que ¡LUCHA! Sé que eres capaz, lo intuyo y  me fío de ello.

Recuerda que aunque estemos muy lejos uno del otro, sigo siendo tu amiga, tu hermana, tu madre, pero sobretodo lo primero, soy TU AMIGA. Y sabes que puedes confiar en mí para lo que sea. Tal vez esté lejos, pero una parte de nosotros siempre está con la gente a la que aprecia, recuerda esto, Sr. Cuerdas: Cuando te sientas solo o creas que no tienes a nadie, pon una mano en tu corazón y piensa que, de un modo u otro, ese corazón late por gente como yo que te apoya día a día, incondicionalmente.

Te quiero mucho Titiritero, en serio, sé fuerte. No te rindas.

viernes, 13 de septiembre de 2013

Me indigno.


Sí, exacto. Estoy indignada y enfadada. ¿Con quién?
Fácil. Contigo, con el vecino, con el presidente... ¡Con la sociedad!

Untitled | via Tumblr

Llevo desde hace casi DOS años en Twitter/Ask, en los cuales he tenido muchos problemas. Cada vez que tenía una pelea o algo, misteriosamente recibía muuuuchos seguidores, pero apenas paraba la pelea y me ponía a indignarme diciendo la verdad sobre la sociedad o por cualquier otra cosa, misteriosamente desaparecían todos.

No, no me estoy quejando de perder seguidores, en realidad me la sudan. Me quejo de como se comporta la gente, solo buscan bulla y meter cizaña. Apenas ven que ya no pueden, se largan con el rabo entre las piernas. Pero bien, esa gente anónima que se larga me da igual, quiero centrarme en la mayoría de causantes de las peleas.

Hace un par de días, en Ask, dos nazis empezaron a joder. Yo me metí con uno (no meterme en sí, solo opiné negativamente acerca de su ideología y de las razones por las que no debería desear la muerte y el exterminio de la gente de otra raza o religión), y al momento tenía a otro nazi en mi Ask, diciendo de todo. Claro, opino que TENDRÉ QUE DEFENDERME, así que pedí a personas aleatorias en Ask que le denunciaran para que le cerraran la cuenta y dejara de joder. ¿Las respuestas?

"Paso."
"No denunciaré a nadie por muy nazi que sea si me lo pide un anónimo"
"No pienso hacer caso a anónimos"
"No lo haré"
"No voy a ganar nada, me da igual que te amenace, es solo un idiota que busca llamar la atención, paso de denunciarle solo porque tu quieras"
"¿A que te denuncio a ti por spam?"

Lo del anónimo fue meramente porque olvidé poner mi cuenta, pero, ¡Menos mal que no la puse! Hubieron 4 personas de 15 que me amenazaron con denunciarme a mí por Spam en vez de a él por tener ideologías tan asquerosas. SOLO POR SER ANÓNIMO.

¿Qué puto sentido tiene?  

Totally not cool. | via Tumblr


Es que vamos, si a mí un anónimo, por anónimo que sea, me manda eso y me dice que le han amenazado, pues qué quieres que te diga, tiene más fuerza un anónimo que no me ha hecho nada que un puto nazi. No sé vosotros.

Y encima la gente daba a "Me Gusta" cuando me respondían de forma violenta sin haberles dicho nada malo. ¿Véis? ¡LES VA LA BULLA!

Pero, aparte de eso, leyendo sus respuestas, las personas que me respondían así eran jocosas con todos los anónimos, por el mero hecho de serlo. A ver, si te molestan los anónimos, desactiva esa opción de tu perfil y PROBLEMA RESUELTO. ¿Qué te cuesta ser un poco amable con los demás? Y más si les das la opción del anonimato, leches.

Y bien, iba a seguir con este tema en concreto del anónimo, pero cierto vídeo me quitó parte del cabreo, así que pasaré al siguiente punto.

"El humor"

A ver, el humor negro es un tipo de gracia algo delicado, el cual puedes ejecutar con gente de confianza que SABES que le va a pillar la gracia. Pero si haces ese tipo de humor en una página donde cualquiera puede verlo, dará lugar a conflicto.

También, incluso dentro del humor negro, hay temas y temas. El tema a tratar es: Una chica te dice su edad  y peso, ¿Qué le dices?
Pues el muchacho en cuestión solo sabe llamarla ballena.

A ver, vale que la chica era anónima, pero eso NO TE DA derecho a insultarla de tal modo. ¿Has pensado que podría tener problemas de autoestima y sólo se lo está preguntando a su ídolo si está gorda? ¿Has pensado que sólo quería saber tu opinión? ¿Qué puta necesidad hay de insultarla?

Y si realmente te parece gorda, con 51 Kg a sus 13 años no creo que tengas una visión muy normal de la "gordura".

A ver, me la suda si es un troll. Los trolls les gusta dar lugar a conflicto, así que en vez de darle coba y responder de forma insultante, mejor responde de forma seca como "no estás gorda, te ves bien" y PUNTO. Así nadie tendrá conflicto.

"Pero es que a mí me gusta ser jocoso con los anónimos toca-pelotas y además en Ask soy un personaje y en la vida real otro".

Someone steals my idea presents it...

¿Qué clase de GILIPOLLEZ es esa?

1º - Si tan estúpido vas a portarte con un anónimo, repito, quítate esa opción y vete a la mierda.
2º- No eres el ombligo del mundo, hay gente que no sabe de tu... "personaje". ¿O tan egocéntrico eres que no lo sabías?
3º - Incluso aparentando otro personaje, lo que escribimos deja mucha imagen de nosotros tras de sí, así que hay que ir con cuidado con lo que escribimos.

Así que en vez de ser jocoso e irreal según tu personaje, aprende a ser un poco más simpático, chato, que apestas con esa actitud. Pero CLAAAAARO. Olvidaba que eres un FAMOSITO DEL ASK.

my love, Gary Oldman.

A esa gente se le sube la fama a la puta cabeza. Solo por saber que van a tener "MG" y que tienen mojabragas asegurados, ya dicen lo que sea para joder al personal, así normal que te hablen en anónimo, no hay cojones de decirte opiniones porque tu séquito vendrá a joder. Todos tenemos una opinión, además, yo solo le estaba diciendo críticas constructivas para que no se fuese a la ruina, pero él siguió interpretando su "personaje" así que a la mierda.


Pero bien, no voy a calentarme más la cabeza con esto. Ya me desahogué, que es lo que necesitaba, y ya. Ahora le dejo la tarea de matarlos a todos a la psicópata del cepillo.

PD: Si queréis saber cuentas y personas a las que me refería, lo puedo decir por comentarios, pero como nadie lee esto, jé.

GIF FACTORY | via Tumblr



lunes, 2 de septiembre de 2013


¿Por qué?

Sé que no soy la más inteligente, ni la que más merece o deja de merecer, pero simplemente no entiendo los caprichos del destino.

Entiendo que no haya sido nunca útil en casa, entiendo que sea mala cocinando o haciendo camas.
Entiendo que los estudios no sean lo que mejor se me da. No soy voluntariosa, pierdo la paciencia con mucha facilidad, y mi concentración deja mucho que desear, pero aun así, soy inteligente y no saco notas tan malas.
Entiendo que no tenga un carácter demasiado "bueno" o incluso insoportable. 
De verdad, lo entiendo, pero...

¿Por qué me pasa prácticamente todo lo malo?

Desde que tuve 3 años, en la guardería, me ha ido muy mal. Los niños siempre me han pegado e insultado. En esa corta edad, los niños se ponían en corrillo a mi alrededor y me pegaban en el estómago hasta que vomitaba, encima las profesoras me reñían y no me creían, aunque tampoco tenía agallas de quejarme debido a las amenazas. Poco más tarde, en primaria, lo mismo. Me insultaban, me perseguían a casa, me robaban, me humillaban... Así hasta 3º-4º de primaria, que hubo una tregua. Luego en 5º volvieron a la carga, con cosas peores. Pasé a secundaria en otro colegio, donde pensé que me iría mejor, pero los del antiguo colegio hablaron y... Bueno, las cosas fueron igual... O mejor dicho, peor.
Los insultos dolían más, los golpes eran más fuertes, los robos eran de cosas más valiosas que un simple lápiz... En 2º de la ESO me acorralaron 4 chicos en clase cuando no habían profesores e intentaron levantarme la camisa en mi contra, dispuestos a hacerme cosas peores, pero el profesor llegó y me amenazaron con "seguir" a la salida de clase. Pedí permiso para irme antes y desde ese día cogí fobia a salir a la calle. En el campamento me intentaron espiar mientras me cambiaba y hacerme fotos para colgarlas en Tuenti o a saber qué red. 
En 3º llegó la pesadilla. Un chico me hizo todo lo nombrado pero mil cosas peor. Me perseguía por la calle, me insultaba hasta por respirar, me robó las fichas de plástica de las cuales dependía mi aprobado, me golpeaba a diario y me amenazaba con mecheros. Por suerte, le expulsaron, y las cosas fueron a mejor. 
En 4º me ha ido mejor, pero lo he pasado mal, también, me han escupido, insultado y humillado.

Eso es solo la parte de acoso escolar, pero han habido cosas peores, muchísimo peores.

La verdad es que este curso no ha ido bien del todo, he sufrido innumerables peleas con mi familia, he perdido los sitios más simbólicos de mi infancia y han destruido a las personas que consideraba mis héroes, siendo ahora simples egoístas.

Mi propia familia me insulta. Tal vez no la más cercana, pero sí primos, tíos que tal vez ni me conocen. Incluso vecinos que no saben cómo me llamo.

Tengo miedo a salir a la calle. Desde hace tiempo, como ya he dicho. 

Este verano realmente ha sido el peor de mi vida, al menos Agosto, pues Julio pude ver al fin a la persona que amo.

Me han rechazado en el bachiller que quería. He visto que no valgo para la carrera que llevo años deseando entrar, por culpa de mis notas mediocres. Casi caigo en desórdenes alimenticios. He llegado a pasarme noches enteras arañando mi cara y mis brazos por el odio que tengo a mi cuerpo. Siento que no valgo nada, siento que los que hay a mi alrededor me dejarán de lado un día para otro.

Pero, ¿Qué más da?

Si me quejo, soy una victimista que solo busca llamar la atención. Si no me quejo nadie nota nada y es como si no me pasara nada.

¿Qué hacer?

Han habido momentos de pura depresión en la que me he planteado lo que sería del mundo sin mí, y realmente pienso que no pasaría nada, que simplemente se alegrarían.

No entiendo, querido destino, no logro entender tus caprichos.

¿Qué he hecho de mal?¿He matado alguna vez?¿He cometido algún pecado imperdonable?

Incluso después de la bendición de encontrar a mi amor recibí la maldición de tenerle demasiado lejos. 

Es como si el universo se aliara en mi contra.

Todos me dicen que vea las cosas buenas de mi vida, pero realmente, cada vez es más difícil, cada vez pesa más lo que llevo dentro. Cada vez estoy más perdida y las cosas malas superan a las buenas.

No puedo decírselo a mi pareja, pues piensa que su presencia no es suficiente para animarme. Y no es eso, no lo entiende, pero, ¿Quién lo hace?

Para explicarlo. Es como si tuvieses frente a ti tu comida favorita, pero que solo pudieses verla, nada de tocarla ni comerla. Y mientras estás así, con las ganas de ir a por ese plato, tuvieses la obligación de comer la comida que menos te gusta, y cada vez en más cantidad y más asquerosa.

¿Qué hacer?

El corazón cada vez me pesa más. Siento que ya ni la música puede animarme, que mis días son una constante rutina de pesar. Mis amigas aun me hacen sentir bien, pero sé que llegará el día en el que ni sus bromas lograrán hacerme sonreír con sinceridad.

Sé que algunas personas que conozco leen esto, y que les sorprenderá, pero he estado ocultándolo para no preocuparlas, pero ya no puedo soportarlo más. Necesito ayuda. Necesito algo o alguien que me anime a luchar por esa próxima vez que veré a mi novio. Necesito alguien que me sujete en mis caídas.

Pero...

¿Quién?

Si total, el mundo estaría mejor sin mí.

Todas esas "bromas" que hacía de mi misma en redes sociales... "Soy gorda", "no merezco esto", "no me gusta mi cuerpo"... No eran bromas.

Es como si obligara a la gente a animarme, pero, ¿Qué hago si por mi misma no sé expresar mis sentimientos? Finjo una sonrisa y por dentro lloro.

Solo digo... Que me queda poco aguante...


Help me please.


martes, 16 de julio de 2013


Me hundo...
¿Dónde están todos?
Me duele...
No siento mis manos...
Hace frío...
Mi voz no sale de mi garganta...
Ayuda, os lo ruego.
Necesito ayuda.
Que alguien me salve.
No soy capaz de respirar.
    Ya no me quedan lágrimas...
Salvadme, por favor...

Cuando alguien me encuentre... Será muy tarde.
Siempre esperaré por alguien.
En el fondo de mi oscuridad, esperaré...

lunes, 29 de abril de 2013


La gente es estúpida

Hola, vengo a plantear una cuestión que me lleva calentando la cabeza desde hace ya varias semanas. No ha sido un año demasiado pacífico, que digamos. Y tengo unas cuantas palabras que dedicar a algunas personas de mi alrededor. Personalmente diré que no me caen bien, ni lo harán nunca. A esas personas jamás las olvido ni las perdono.

Sandra

Compañera de clase desde hace dos años. Bajita, prepotente y falsa. Empiezo por ti por ser la que mejor me cae dentro de mi lista negra. Aun recuerdo el año pasado, con ese matón que tanto me llevó frita. Aun recuerdo como te enfadabas cuando me defendía y montaba jaleo para que le castigaran de una vez y así poder salir ganando por una única vez. Te enfadabas y me decías "No es para tanto". ¿No? Ese chico me insultó, me pegó, me amenazó, me robó cosas, me hizo acoso escolar. ¿Te suena la palabra? Bueno, pero eso no es todo, querida. A dos semanas de finalizar el curso, recuerdo que en la puerta te dio una patada, una simple patada. Y tú y las demás pijas de clase montasteis la redada contra él más grande que he visto. Ahí, tras casi nueve meses soportando el acoso, hablasteis al profesor de lo que ocurría. Ahí SÍ que intentaste hacer justicia.
Sólo cuando el mal te alcanzó a ti también.


Pascual

Aunque no eres el segundo en mi lista, cabe decir que te pongo el segundo por ser uno de los que más odio. Me hiciste la vida imposible en tercero, cuando iba con la nombrada anteriormente. ¿Me recuerdas? Claro que lo haces, aun me miras y me sigues dos minutos cuando me ves por la calle. No nombraré demasiado de tu persona, pues paso de escribir tantas palabras malsonantes y tanta basura sobre ti. Mereces pudrirte en el infierno junto con los peores males que existan sobre este universo y sus dimensiones. Mereces muchas cosas malas, jamás te perdonaré lo mal que lo pasé contigo en tercero de secundaria. El miedo a salir a la calle que cogí por tu culpa, el miedo a acabar en el hospital.
Para ti, te deseo lo peor.

Pascu

No te nombro necesariamente porque te odie, simplemente porque estoy bastante harta de tu actitud. Mira. El mundo es grande, muy grande, y hay muchos billones de personas viviendo en él, y tú, precisamente, no eres el centro de dicho mundo. Eres un egocéntrico, salido, avaro y prepotente. Nos cobras hasta los clips cuando te pido que me hagas una fotocopia. Nos arruinas los planes y te acoplas en los mismos cuando tú no estás en ellos. Nos cambias de conversación para meter algún tipo de tema que trate acerca de ti mismo. Las cosas van mucho más allá. Has obligado a ciertas personas a que te hagan ciertas actividades pervertidas en contra de su voluntad, has rateado dinero a tus propios amigos (160€ en FOTOCOPIAS), te has adueñado de nuestros cumpleaños volviéndote tú el que cumple años. Eres mala persona, y encima nos restriegas por la cara que eres un niño bien, con dinero y no sé qué chorradas más.
Se acabó, yo ya no pienso hacerte más caso.


Pepa

Por adelantado, diré que hoy por hoy, eres una de las personas más despreciables que conozco. Falsa como tú sola, perra como nadie, y una hipócrita. No solo exiges que te pida perdón quien no lo merece, sino que además te vas metiendo con quien defiende a esa persona. No te pienso pedir perdón por defender a mi mejor amiga. No te pienso perdonar que la insultaras. Pero no, no va solo de eso la cosa. Yo sé más que tú acerca de la vida. He vivido malos años, me han acosado, me han hecho lo nombrado más arriba (excepto lo sexual), he luchado por lo que me interesa y realmente he vivido más que tú, aunque solo sea por un año. Sé que la vida no es todo fiestas y alcohol, la vida de verdad, es amistad, es amor, es vivir. Tú no sabes nada de todo eso. Vives a tu aire, amenazando a todos y creyéndote la reina del mambo, mira, tal vez hayas ido a todas las discotecas de tu ciudad, pero no tienes amigas de verdad, ya que las tratas como si solo fuesen esclavas. Las insultas a sus espaldas, las traicionas, hablas mal de ellas para que caigan mal y obligarlas a ir contigo para que tengan a alguien. Eres una perra. Y respecto a lo de friki, ¿Qué es ser friki? Tener afición a algo, ser fan de algo que no suele verse. Tú, por ejemplo, eres la friki más friki de las perras y de la mentira. Y no estoy gorda. Apenas llego a 60 Kg, que, biológicamente, es mi peso ideal. Tú estás como un fideo, y realmente insultar llamando gorda es lo que hace la gente estúpida cuando se queda sin argumentos. Mi novio al menos tiene donde agarrar, el tuyo... Bueno, esperemos que no sea de los que les gustan los pechos grandes. Solo diré, que espero no encontrarte nunca por la calle.
Reza para que no te vea por la calle. Reza mucho.

sábado, 23 de febrero de 2013


Jamás dejaré de imaginar.

Supongo que a mi edad de 15 años, muchos pensaréis que ya soy demasiado mayor para pensar en hadas y esas cosas, pero, ¿Qué más da? La imaginación es uno de los mayores tesoros de la humanidad. Sin ella, muchas de las cosas que ahora tenemos no existirían, ya que surgieron a raíz de que una persona imaginara que era posible.

De pequeña siempre creía en un mundo distinto, en un mundo de magia, hadas, sirenas, cosas paranormales, de hecho, ¡Sigo creyendo! Me da igual la edad. Realmente opino que la magia existe, tal vez no en nuestro mundo, pero sí en una realidad paralela, incluso puede que sí sea en la nuestra y solo esté escondida, ¿Quién sabe? Lo importante es soñar.

Cuando hablo de estas cosas, realmente se me acelera el corazón, solo pensar que hay algo más detrás de esta podrida sociedad, solo pensar que tal vez haya una verdad que aun no conocemos... Simplemente me emociono.

Debo confesar que desde pequeña escribo un "Diario mágico". Un libro en el que registro aquellas cosas que la realidad de mi mente inventa, desde multitud de seres mágicos hasta formas de hacer luchar mágicas. ¿Quién pone el límite a imaginar? Nadie, solo nuestras propias cadenas.

No me veáis como a una infantil, por favor. Os invito a mirar el mundo de una forma distinta. Abandonad ese cerebro cuadrado que os inculcan desde que tenéis memoria. Venid a mi lado de la realidad. Realmente es el mismo mundo que el vuestro, solo que con una pincelada de color.

La imaginación está ligada a la inocencia, los niños imaginan porque no saben nada del mundo ni de sus limitaciones. Los adultos han estudiado física, química, astronomía, biología... Creen saberlo todo. Pero no saben nada. Creemos saberlo todo, y no sabemos siquiera cosas como lo que hay tras la muerte, lo que hay en el fondo más fondo de los océanos, lo que algunos bosques ocultan. No sabemos ni la mitad de cosas de este universo. Tal vez no sea en nuestro mundo, pero...

¿Quién te ha dicho que no puede haber magia en otra parte del universo?

Los católicos creen en Dios, un ser etéreo al que tampoco han visto jamás.
Los griegos también creían en múltiples Dioses.
Y los judíos.
Y los romanos.
Incluso los prehistóricos inventaban una deidad a las cosas inexplicables...

Entonces...

¿Porqué yo no puedo tener mi propia creencia?

Imagina, amigo mío o amiga mía. Tienes una mente increíble, que solo poseen los humanos dentro de este planeta. Aprovecha sus dones. Jamás te abandones al gris mundo de los adultos.

Porque la gente como yo, somos los únicos que comprendemos el mundo oculto.
El mundo de la magia.



La entrada ha sonado muy paranoica y de secta, pero bien, estaba inspirada :'D

jueves, 21 de febrero de 2013


¿Sigo siendo necesaria?

No, claro que no. ¿Quién me necesita? Nadie.
Soy de esas personas que parecen que estarán ahí por siempre, pero no. Soy prescindible, estoy ahí cuando se me necesita, apoyaré a la otra persona durante el tiempo que ella quiera, pero una vez ya esté bien, ya sea feliz, sobraré.
Me duele, ver como la gente a la que quiero se aleja poco a poco, a más felicidad, más me abandonan. Me quedaré sola, pero todos serán felices, lo he aceptado, ese es mi destino y no puedo cambiarlo.
Duele, lo sé, claro que duele, maldita sea. Lloro muchos días por culpa de esto, pero no puedo cambiarlo, soy solo la tirita de la gente, ya está. Hace un tiempo escribí esto:

Te acuerdas cuando te caías de pequeño, ¿No? Siempre nos hacíamos heridas, y nuestros padres se dejaban el dinero en tiritas.
Ahí quiero centrarme, las tiritas, las personas como yo (ingenuas, románticas, amistosas) somos tiritas.
Cuando al otro le duele una herida que le ha hecho otra persona, usa a otra como tirita, una protección que asegura que no le pase nada a la herida, y que se cure con tranquilidad.
Pero, seguro que te acuerdas lo que pasaba después. Cuando la herida se curaba, te quitas la tirita y la tiras a la basura.
Así somos nosotros, cuando a la otra persona se le ha curado la herida, dejan de querernos, y nos tiran a la basura de los corazones rotos.
Así me siento yo ahora, no sé que nos está pasando, antes me contestabas siempre a los sms, las llamadas... Pero ahora incluso te vas del messenger sin dejarme despedirme.
Ahora veo como la barrera entre tu y yo crece, antes solo era física, ahora estas lejos en todos los sentidos...
¿Te estás alejando de verdad, o es solo mi imaginación?
¿Volverás...?
Supongo que, como ya me ha pasado otras veces, te irás, sin dejarme despedirme.



¿Aún soy tu tirita?
¿Sigo sirviendo?
¿Acaso ya te has curado, y todas esas palabras de eternidad se han ido?
Supongo que sí, que ya no sirvo.
Sí, soy prescindible.
Pero te diré una cosa: No te preocupes.
Estaré bien, ya me he hecho el ánimo de que solo sirvo para un tiempo y ya está. Lloraré para desahogarme, como hago con todo, lloraré sola en la oscuridad y luego sonreiré al mundo.
Tu continúa sin mi, sé feliz sin acordarte de aquella tirita que tiraste a la basura.

Aunque duele... Yo soy feliz ayudando por un tiempo...

domingo, 10 de febrero de 2013


Sola en un mar de gente.

¿Conocéis esa sensación de estar sola? Bueno, no es que me sienta sola exactamente, es que siento que, a pesar de tener a gente y tal, yo ya no soy necesaria.

Hago las cosas por hacer, le "sigo el rollo" a las cosas. Sí, me importa lo que hago, no lo sobreentendáis, pero siento como si no lo hiciese yo, sino una tercera persona.

Siento como si todo lo que hago no sirviese para nada. ¿Qué animo a alguien? Seguro que mis palabras no le importan. ¿Qué hago un regalo? Seguro que mañana lo tira o se lo da a alguien más. ¿Qué doy muestras de cariño? No llenan lo suficiente a quien se lo doy. Así me siento.

Lo peor de todo es que sé que no es así, sé que importo mucho a la gente y la gente me aprecia y tal. Pero no puedo evitarlo, me pasa una única vez y ya me emparanoio para todas las demás.

Soy una persona sensible. No entiendo las bromas y me las tomo en serio, no entiendo los segundos sentidos ni los sarcasmos o ironías. 140 caracteres pueden hacerme el mismo daño que un insulto a la cara. Lloro por nada y me decaigo por nada. Dirás: "Es la adolescencia, no te preocupes". Adolescencia los cojones. Soy así desde siempre.

Lo peor de todo es que ese daño siempre me lo guardo, podré estar llorando a mares tras esta pantalla, pero siempre diré a los demás: "Sí, estoy perfectamente". Soy idiota. Lo mejor de todo es que todas esas sensaciones acumuladas han hecho que me salga un bulto detrás de la oreja. Va en serio, solo me sale cuando estoy con rabia acumulada o pena. Me pasará como a Homer Simpson... Pero sin volverme verde. 



Además, soy la típica persona que antepone a los demás, es decir, aunque yo esté por los suelos, destrozada y a punto de tirarme por la ventana; si algún amigo mío está mínimamente mal, me lo tragaré todo por animarle.

Ser tan estúpida me ha llevado a que ya nadie dependa de mí, opino que si yo desapareciese, nadie se preocuparía, es más, algunos hasta lo celebrarían: "¡Mira!¡La retrasada esa por fin se ha ido!". Supongo que no es así, que le importaré a alguien, pero vamos, así me siento, como una estúpida.

Bueno, no os aburro más con mis idioteces, cuando tenga más ganas de escribir, ya lo haré.

viernes, 8 de febrero de 2013

Introducción.


Hola, gente de la red. Mi nombre es SilverMoon (Bueno, no es mi nombre, pero llamadme así.)
Como algunos ya sabréis, tengo un total de 3 Blogs destinados a la creación de relatos. Pero necesitaba un pequeño lugar de escape para escribir de como me siento en ciertos días. Ya tuve un  Blog así en otra web que no era Blogger, pero no ofrecía apenas plantillas y me aburrió su monotonía.
Este nuevo Blog solo será eso: Pensamientos. Si no te gusta leer esas cosas de como se aburre la gente, puedes irte, paso de peleas.
No es mi intención aburrir a nadie, en serio. Solo me estoy expresando acerca de como me siento. No estás obligado a leerlo, ni mucho menos. Así que no critiques esto, por favor.

¿Quién soy?
Bueno, no hay nada que contar, la verdad, soy una niña de solo 15 años que no sabe que hacer con su tiempo y lo dedica a estudiar, internet, estudiar, comer, estudiar y dormir. Así de aburrida soy.
Mi vida no es tan mala, no me quejo de ella. Tengo unos compañeros de clase que rozan la subnormalidad, tengo algunos enemigos por la red ejemPEPAejem que también la rozan. Pero además de eso, nada más. Tengo un novio genial, unos amigos geniales y una familia... Pasable. 
Sin embargo, ¿Porqué me siento tan extraña por dentro? Ese es el destino de este Blog: Aislarme en un mar de gente y poder aclarar mi mente y mi alma.

Como ya he dicho, no estás obligado u obligada a leer. Así que si te aburren estas cosas, apaga y vete, pero no critiques anda.

Y pensarás: ¡Cuéntale esto a tu diario íntimo y déjanos en paz!
Bueno, aclararé que diario ya tengo y ahí trato temas que obviamente no voy a decir aquí. Si lo pongo aquí es porque busco opiniones, pensamientos de más gente, etc.

¡Animaos! ¡No muerdo!